Obtenga más información acerca de la tecnología Transitions® Adaptive

Las moléculas fotocrómicas hacen posible que las lentes se vuelvan claras, oscuras o de cualquier tono intermedio.


PREGUNTAS FRECUENTES

¿CÓMO FUNCIONA LA TECNOLOGÍA TRANSITIONS® ADAPTIVE?

Gracias al uso de tecnología fotocrómica de vanguardia, las lentes, gafas de nieve y viseras TransitionsAdaptive están diseñadas para mantener el nivel de luz óptimo en todas las situaciones. La tecnología fotocrómica responde a los cambios en la luz ultravioleta (UV), de forma que cuando aumenta la intensidad de la luz solar, también aumenta la luz UV y las lentes se oscurecen. El resultado final es una tecnología adaptativa que reduce los reflejos y proporciona una protección máxima en condiciones de luz intensa y se oscurece solo lo necesario en situaciones con poca luz.

¿CUÁNTO TARDAN EN ACTIVARSE LOS PRODUCTOS DE LA LÍNEA DE SOL TRANSITIONS® ADAPTIVE?

Gracias al uso de tecnología fotocrómica de vanguardia, las lentes, gafas de nieve y viseras Transitions Adaptive mantienen el nivel de luz óptimo en todas las situaciones. Comienzan a activarse de forma instantánea al exponerse a la luz UV y reaccionan constantemente a los cambios de luz. En condiciones de luz intensa, normalmente se oscurecen por completo en aproximadamente dos minutos.

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN EN LAS PRESTACIONES DE LAS LENTES TRANSITIONS?

La tecnología fotocrómica reacciona a la cantidad de luz UV presente, la hora del día y la temperatura. Cuando las lentes se enfrían, las moléculas de la tecnología fotocrómica comienzan a moverse lentamente. Esto significa que tardarán algo más en adaptarse de oscuro a claro. Cuando las lentes se calientan, las moléculas se aceleran y se vuelven más reactivas, lo que significa que cambian en menos tiempo.

¿LAS PRESTACIONES DE LOS PRODUCTOS DE LA LÍNEA DE SOL TRANSITIONS ADAPTIVE DISMINUIRÁ CON EL TIEMPO?

Como todos los productos fotocrómicos, la vida útil de la tecnología Transitions Adaptive está directamente relacionada con la frecuencia con la que se ven expuestos a la luz UV. Para ayudar a alargar las prestaciones de las lentes, sugerimos no dejarlas a la luz solar directa cuando no se estén utilizando, ya que la exposición continua a la luz UV degrada todos los elementos fotocrómicos.